Sistema de riego en funcionamiento.

Desde el martes 13 por la mañana, el sistema de riego que hidrata los 88.000 m² públicos de praderas, jardines y taludes que tiene la urbanización se encuentra nuevamente en funcionamiento. Tras las laboriosas tareas para cambiar la bomba averiada (se encontraba a 163 metros de profundidad) el sistema se encuentra a pleno rendimiento. Se han aumentado los tiempos de riego para paliar la sequía de estos días y las altas temperaturas que se están produciendo para la época en la que nos encontramos. Dentro de poco nuestras praderas recuperarán su verdor.

LM.