Nuevo triunfo de Jorge Martín.

 

 

Reproducimos la entrevista a nuestro vecino, Jorge Martín Almoguera, en las páginas del diario AS, tras su victoria en Moto GP en Estiria:

| motogp GP DE ESTIRIA

Martín: "Ha sido más batalla mental que cuerpo a cuerpo"

"Será imposible devolver a mis padres lo que me han dado. Pensamos en dejarlo cuando tenía 12 años, y ahora estoy ganando una carrera de MotoGP", dice.

Mela Chércoles@ASMelaChercoles

SpielbergActualizado a: 8 de agosto de 2021 18:01 CEST

 0

Seis carreras ha necesitado solamente Jorge Martín para lograr su primera victoria en MotoGP. Ha llegado en el GP de Estiria.

-Pole y victoria. Un fin de semana redondo...

-Ha sido un gran fin de semana para mí. Ya el viernes me sentía confiado y el sábado enseguida me encontré muy competitivo, hicimos buen trabajo en el FP4 y me sentía confiado. No tenía el ritmo de Fabio o Pecco pero estaba cerca. Conseguir la pole fue increíble, pero hoy en la primera salida me sentía bien, aunque tuve muchos sustos en el tren delantero. Por suerte, se paró la carrera y pude cambiar los neumáticos. Me sentí mejor en la segunda salida y quería ponerme delante enseguida. Ahí pude mantener un ritmo muy fuerte toda la carrera, y Joan estaba muy cerca. Al final, eché el resto para crear un colchón de dos segundos que me permitió acabar la carrera con tranquilidad porque ya me pesaba el físico. He disfrutado mucho este fin de semana.

-No hay muchos rookies que ganen. ¿Ha habido algún momento el que haya sentido la presión?

-A 15 vueltas del final me sentía mal físicamente, escuchaba el motor de Mir a dos décimas y fue el peor momento de la carrera, pero cuando abrí este hueco me relajé, porque no estaba empujando tan fuerte y pude ir más fino, por eso pude mantener el ritmo. Las vueltas más críticas fueron las tres últimas, pero tenía un margen con Mir grande.

-¿Alguna vez podrá devolver a sus padres los sacrificios que hicieron por usted?

-Será imposible devolver a mis padres todo lo que me han dado en el pasado. Antes de competir, cuando no teníamos dinero, pensamos en dejarlo cuando yo tenía 12 años. Y ahora estoy aquí, ganando una carrera de MotoGP. Voy a intentar devolverles todo lo que me han dado. Es un sueño hecho realidad y lo compartimos toda la familia, y ahora el sueño es el título y espero que en el futuro podamos estar una temporada al menos peleándolo.

-¿Podía soñar con una victoria así después de la caída de Portimao?

-El arranque en Qatar fue fantástico, pero no era suficientemente fuerte para conseguirlo. Después de la caída de Portimao, mi concentración estaba en este circuito, donde sé que la Ducati es fuerte. Antes de la carrera no esperaba conseguir esta victoria y ahora puedo mirar al próximo fin de semana y pienso que tenemos un margen donde podemos mejorar. Creo que tenemos un gran potencial pero solo es mi sexta carrera en MotoGP y aquí hay un nivel altísimo. Pero Ducati no para de trabajar y sé que estoy en el mejor lugar donde puedo crecer.

-¿Dónde está su límite?

-No lo sé. Cuando estás luchando por una pole ya sabes que estás al límite. Ahí ya sabes que no hay mucho más margen. Yo trataré de mejorar pero sé que hoy no podría haberlo hecho mejor. Sabemos que la moto tiene potencial, pero no estoy pensando en mis límites.

-Es el primer piloto que gana una carrera con una Ducati satélite y en el Pramac están encantados...

-Es especial para mí lograr la primera victoria para Pramac Ducati. Yo no me siento que estoy en un equipo satélite, porque tengo una moto de fábrica y todo lo que llega nuevo también lo pruebo yo. Me siento muy contento aquí, siento que estoy en el mejor sitio donde podría estar ahora.

-Tres banderas rojas en este circuito en las tres últimas carreras. ¿Por qué es tan peligroso?

-Hay algunos puntos críticos, pero la curva 3 es la que más. Es donde a menudo se producen los accidentes que obligan a parar la carrera. Porque llegamos a fondo en ese punto y además tienes un cambio de rasante, pierdes visibilidad. Creo que en el futuro arreglarán este punto, pero por el momento tenemos que hacer otra carrera en estas condiciones.

-¿Se había sentido ante tanta presión alguna vez?

-Hoy no he sentido mucha presión, aunque por supuesto tenía ahí detrás a Joan. En el pasado tenía mucha más porque, si no ganaba, me quedaba en casa. En esos momento, sometido a toda esa presión he madurado mucho. También en Moto2 aprendí mucho, porque era muy difícil destacarse y aprendí mucho a mantener la calma y a no cometer errores. Creo que hoy ha sido más una batalla mental que un cuerpo a cuerpo.

-Está muy tranquilo para haber ganado su primera carrera de MotoGP...

-Es que en las últimas vueltas tenía este margen de dos segundos y estaba pensando en la victoria. Por eso estaba feliz, pero también cansado. Y por eso estaba tan tranquilo. Creo que si hubiese tenido una batalla con Joan en la última vuelta habría sido una celebración muy diferente.

-¿Ha hecho algún tipo de entrenamiento mental durante el verano?

-Este verano he tenido cambios en mi vida y ahora creo que estoy más concentrado y con una mente más limpia.

-¿Ha visto el aviso de Track Limits?

-Sabía cuántas veces me había salido en la pista y en cuanto toqué la tercera vez en la curva 1 y me apareció el mensaje, me puse un poco nervioso. Pero solo en esa vuelta. No fue tan difícil mantener la concentración.

-¿Qué ha pensado en las últimas vueltas?

-Le prometí a mi equipo que si lográbamos otro podio llevaría a mi equipo a Punta Cana a final de año. Y a dos vueltas estaba pensando en el sol y en el fiestón. No puedo contar mucho más de ese viaje, pero seguro que en diciembre podremos celebrarlo allí todos.

'Martinator' explota